Cómo se prepara una entrevista de trabajo

Cómo se prepara una entrevista de trabajo

Hoy no van a faltar consejos sobre cómo se prepara una entrevista de trabajo, porque es la mejor arma que tienes para enfrentar el proceso de selección al margen de tus habilidades, experiencia y conocimientos.

Siguiendo estos tips, estarás mucho mejor preparado para tu entrevista laboral y aumentarás tus posibilidades de éxito. No se lo dejes a la suerte, ¡está en tus manos!

Qué encontrarás aquí

Investigar sobre la empresa antes de la entrevista

Antes de acudir a una entrevista de trabajo, es importante investigar sobre la empresa para tener una comprensión sólida de su cultura, misión, valores, productos o servicios, y objetivos. Estos son
algunos aspectos que puedes investigar:

  • La historia de la empresa: Investiga cuándo fue fundada la empresa, quiénes son sus fundadores, quiénes son sus principales líderes y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo.
  • Su presencia en línea: Busca su sitio web, perfiles en redes sociales, perfiles opiniones y comentarios de empleados en sitios como Glassdoor o Indeed. Examina las publicaciones de la empresa y aprende más sobre sus productos o servicios.
  • Su misión y valores: Asegúrate de tener una buena comprensión de la misión y valores de la empresa. Esto te ayudará a evaluar si la cultura de la empresa se alinea con tus ideales y objetivos personales.
  • Su organización: Investiga sobre la estructura organizacional de la empresa y cómo están divididos sus equipos. Esto te dará una noción sobre tu posición y a qué equipo pertenecerás.
  • Su competencia: Investiga sobre los principales competidores de la empresa y cómo la empresa se destaca en el mercado.
  • Sus logros recientes y planes futuros: Busca noticias recientes sobre la empresa para conocer sus logros y planes futuros. Esto te dará una idea de la dirección en la que se mueve la empresa y cómo podrías contribuir a su crecimiento y éxito.
  • Su proceso de selección: Investiga cómo la empresa realiza su proceso de selección, qué tipo de pruebas y dinámicas utilizan y en qué consiste el proceso de las entrevistas.

Investigar estos aspectos antes de la entrevista de trabajo te permitirá comprender mejor el ambiente y la cultura de trabajo, lo cual te permitirá prepararte de manera más efectiva para la entrevista.
Además, demostrar interés en la empresa puede hacerte destacar ante el empleador y influir positivamente en su decisión.

Revisar tu currículum

Revisar tu currículum antes de una entrevista de trabajo es importante porque es la principal herramienta que tienes para vender tus habilidades, conocimientos y experiencia a un empleador.

Una buena revisión permitirá que te presentes de manera clara y efectiva en la entrevista, destacando tus habilidades y experiencia de manera adecuada. Estos son algunos aspectos a los que debes prestar atención al revisar tu currículum:

  • Errores: Lo primero que debes hacer es comprobar que no haya errores ortográficos ni gramaticales. Estos pueden dar una muy mala impresión y mostrar falta de atención al detalle.
  • Datos actualizados: Asegúrate de que todas tus referencias, fechas y lugares están actualizados y son correctos. Esto podría mostrarte como alguien desorganizado o descuidado si no verificas correctamente esta información.
  • Diseño atractivo y legible: No subestimes la importancia del diseño en tu currículum. Un diseño funcional y estético, sin ser extravagante, podría resultar en una presentación más atractiva y podrías causar una mejor impresión.
  • Aspecto profesional: Tu currículum debe parecer serio y profesional, alineado con el trabajo que buscas. Evita el uso de emoticones, acrónimos y lenguaje coloquial.
  • Adaptabilidad: Asegúrate de que tu currículum esté adaptado para cada oferta laboral. Realiza ligeros ajustes en la descripción de tus habilidades y experiencias para que se ajusten al trabajo que estás solicitando.

Revisar tu currículum y tenerlo actualizado y bien diseñado puede marcar una gran diferencia en la entrevista. Te permitirá destacar tus habilidades y experiencia de manera adecuada, ahorrando tiempo al empleador en su evaluación y ayudándote a comunicarte de manera efectiva en la entrevista. Es importante tener en cuenta que tu currículum es tu carta de presentación ante el empleador, y el que te pueda ayudar a ser uno de los candidatos más interesantes para el puesto que estás buscando.

Practicar las respuestas a las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo

Investiga preguntas frecuentes de las entrevistas y practique sus respuestas. Asegúrate de incluir ejemplos concretos de tu experiencia y habilidades.

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo:

  • ¿Puede hablarme sobre usted? Esta es, sin duda, una de las preguntas más comunes en las entrevistas de trabajo y busca conocer al candidato de manera general.
  • ¿Por qué quiere ser parte de esta empresa? El entrevistador quiere saber si el candidato está interesado en trabajar para la empresa y en qué medida se alinea con sus valores y misión.
  • ¿Cuál es su mayor fortaleza? Esta pregunta busca conocer las habilidades y capacidades específicas del candidato, y cómo se pueden aplicar al trabajo en cuestión.
  • ¿Cuál es su mayor debilidad? Es posible que el entrevistador esté buscando conocer cómo el candidato maneja sus debilidades o áreas que deben mejorar, así como su capacidad para identificar y trabajar en mejoras personales y profesionales.
  • ¿Qué esperas de este trabajo? Esta pregunta está diseñada para ver si las expectativas del candidato coinciden con la posición y cómo podrías contribuir con la empresa.

Es importante tener en cuenta que estas son solo algunas preguntas generales y que es posible que el entrevistador haga otras preguntas específicas sobre tu experiencia o habilidades relevantes para el
trabajo.

Por eso, es importante prepararse con anticipación y practicar tus respuestas antes de la entrevista de trabajo.

Vestir adecuadamente para la entrevista

Aquí tienes cinco consejos sobre cómo vestir adecuadamente para una entrevista de trabajo. ¡Y ojo! El primer consejo es el más importante de todos (y en el que más candidatos fallan).

  • Investiga la empresa: Antes de la entrevista, investiga sobre la empresa y si tienen alguna política de vestimenta específica. Si la empresa tiene un ambiente más casual, no es necesario que te presentes usando un traje formal, pero si es una empresa más tradicional, un traje formal podría ser más apropiado.
  • Usa ropa limpia y bien planchada: La ropa que uses para la entrevista debe estar limpia y bien planchada. Debe darte un aspecto ordenado y bien cuidado.
  • Sé conservador: No es necesario que te vistas como si fueras a una boda, pero tampoco es recomendable que te presentes en ropa deportiva o demasiado relajada. Elige ropa conservadora y apropiada para la posición.
  • Menos es más: Usa ropa y accesorios sencillos. Evita las prendas llamativas, como corbatas brillantes, dulces o bolsos extravagantes.
  • Usa calzado apropiado: Elige zapatos cerrados y limpios que vayan acordes a la ocasión, evita zapatos deportivos o similares.

En resumen, la idea es verse presentable, ordenado y bien vestido, lo que indica que cuidas tu aspecto y te tomas la entrevista en serio. De esta manera se da una buena primera impresión ante la empresa.

Llegar temprano a la entrevista de trabajo

Llegar temprano a una entrevista de trabajo tiene varias ventajas:

  • Da una buena impresión: Llegar temprano muestra al empleador que eres puntual, respetuoso del tiempo de los demás y que te tomas en serio el proceso de selección.
  • Reduce el estrés: Si llegas temprano, tendrás tiempo para relajarte y prepararte mentalmente para la entrevista. Además, podrás revisar nuevamente tu currículum, repasar tus respuestas y verificar tu
    apariencia personal.
  • Se evitan los retrasos imprevistos: Llegar temprano te permitirá tener un margen de tiempo si ocurren retrasos imprevistos como el tráfico, una dificultad para encontrar el lugar, o alguna otra eventualidad.
  • Tendrás tiempo para ubicarte: Si llegas temprano, podrás ubicarte en la zona y buscar referencias para desplazarte al lugar de la entrevista. De esta forma, llegarás con anticipación y con seguridad.
  • Demostrarás interés: Llegar temprano muestra tu interés en el trabajo y en la empresa. De esta forma, el empleador obtendrá una primera impresión positiva que puedes aprovechar a tu favor.

En resumen, llegar temprano a una entrevista de trabajo es una acción que puede resultar positiva para la entrevista y mejorar tus posibilidades de éxito. Este tiempo adicional te permitirá prepararte mejor y
demostrar tu capacidad de organización, puntualidad y seriedad en el proceso de selección.

Asegúrate de llegar a tiempo a la entrevista. Una buena práctica es llegar 10-15 minutos antes de la hora programada.

Ser honesto en las respuestas

No solo es crucial ser amable y cortés; también es importante ser honesto en las respuestas de una entrevista de trabajo por varias razones:

  • Credibilidad: Si das respuestas falsas, puede que en un futuro se descubran, lo que socavaría tu credibilidad ante la empresa y mostraría una falta de integridad y confiabilidad.
  • Consistencia: Ser honesto en las respuestas asegura que tus respuestas sean coherentes y consistentes en todas las etapas del proceso de selección, sin contradecir algo que hayas dicho en el CV o durante la entrevista.
  • Confianza: Cuando eres honesto, las respuestas suelen ser mejores estructuradas y coherentes con tu experiencia y habilidades, lo que a su vez aporta seguridad y confianza en ti mismo y en el
    entrevistador.
  • Adaptabilidad: Si eres honesto, el empleador sabrá cómo te adaptarás a situaciones nuevas y cómo afrontas los problemas en tu área de trabajo.
  • Selección: Ser honesto en las respuestas ayudará al empleador a ver si eres un candidato adecuado para el trabajo relacionado con el cargo que están ofreciendo y determinará si tienes el conocimiento necesario, las habilidades y experiencia necesarias para tener desarrollo en el puesto ofrecido.

Ser honesto en las respuestas no es una debilidad sino al contrario, muestra una mentalidad confiada y transparente que garantiza buenas prácticas para la empresa y sitúa al candidato como una persona con valores y profesionalismo.

Hacer preguntas relacionadas con la empresa y el puesto de trabajo

Hacer preguntas al entrevistador sobre la empresa y el trabajo es importante por varias razones:

  • Muestra interés: Hacer preguntas demuestra que estás interesado en la empresa y el trabajo, que te has preparado para la entrevista y estás dispuesto/a a aprender más acerca de la empresa y su cultura.
  • Información adicional: Las preguntas que hagas al empleador pueden proporcionarte información adicional valiosa sobre la empresa y el trabajo, como las responsabilidades específicas, beneficios,
    oportunidades de crecimiento y cómo se desenvuelve el área de trabajo.
  • Claridad: Hacer preguntas puede proporcionarte claridad sobre lo que se espera del trabajo y lo que la empresa está buscando en un candidato. Esta información te brindará la confianza de saber si eres un buen partido para el puesto y te permitirá tomar una decisión más informada en caso de que te hagan una oferta laboral.
  • Diferenciación: Hacer preguntas bien estructuradas y concretas puede diferenciarte de otros candidatos y demostrar tu experiencia, conocimiento y habilidades relevantes para la empresa y el trabajo.
  • Cierre de la entrevista: Hacer preguntas hacia el final de la entrevista, demuestra motivación por el puesto y puede llevar a una conversación más informal permitiendo que el entrevistador pueda
    visualizarte en el puesto.

En resumen, hacer preguntas al entrevistador puede ayudarte a comprender mejor la empresa y el trabajo, resaltar tus habilidades, demostrar interés en la empresa y para el puesto ofrecido.

Además, estas preguntas pueden proporcionarte claridad y ayudar a decidir si el trabajo es el adecuado para ti, demostrando tanto el interés como la seguridad en el desarrollo laboral y personal.

Agradecer el tiempo dedicado al entrevistador

No está de más que, después de la entrevista, envíes un correo electrónico para agradecer al entrevistador por su tiempo e interés en tu perfil. Podría convertirse en un detalle a la hora de juzgar un desempate entre dos candidatos.

Después de la entrevista, envía un correo electrónico para agradecer al entrevistador por su tiempo e interés en tu perfil.

Si no recibes una respuesta positiva después de la entrevista, sigue adelante y continúa buscando otras oportunidades.

No te desanimes, cada entrevista es una oportunidad para aprender y mejorar para la próxima vez. Saber cómo se prepara una entrevista de trabajo ha sido un gran paso que otros nunca dan.

ESTE CONTENIDO TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir