Darse de alta como autónomo por primera vez

Darse de alta como autónomo por primera vez

Si vas a darte de alta como autónomo por primera vez es muy importante tener en cuenta los pasos a seguir y conocer las ayudas existentes.

Además te daremos algunos consejos para empezar, y por último te detallaremos algunas peculiaridades si vas a estrenarte como autónomo colaborador o societario.

Qué encontrarás aquí

Pasos para darse de alta como autónomo por primera vez

  1. Obtener un certificado electrónico o solicitar cita previa: necesitarás hacer uso de un certificado electrónico o solicitar una cita previa para poder llevar a cabo la tramitación telemática de tu alta en la Seguridad Social y la Hacienda Pública. También es posible hacer este trámite presencialmente, pero en la mayoría de las comunidades autónomas es obligatorio solicitar la cita previa.
  2. Alta en la Seguridad Social: Una vez tengas la cita previa, podrás darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social. Tendrás que presentar el modelo TA.0521, junto con la solicitud del alta, los datos identificativos y una copia del certificado electrónico. Asimismo, es recomendable que les informes de tu actividad económica.
  3. Alta en Hacienda: De forma paralela, deberás proceder al alta en Hacienda mediante la presentación del modelo 036 o el modelo 037. Estos documentos recogen tus datos fiscales, el régimen de IVA e IRPF que te afecta, la actividad a la que te dedicarás, el nombre social o marca personal, entre otros datos.
  4. Obtener tu número de identificación fiscal (NIF): Este paso es obligatorio si no lo has obtenido ya al hacer el trámite anterior. Este número será tu identificación fiscal y se te requerirá en todos los
    trámites y facturas que realices durante tu actividad como autónomo.
  5. Alta en la Mutua: si trabajas en algún sector que requiera de cobertura médica o asistencia sanitaria, también deberás darte de alta en una mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, que te ofrecerá una serie de garantías como autónomo.
  6. Comenzar tu actividad: Con todos estos pasos completados, ya puedes comenzar tu actividad como autónomo y prestar servicios legalmente. Recuerda, eso sí, tener todo en orden y llevar una buena gestión de tu actividad económica para evitar futuros problemas.

Ayudas y bonificaciones para nuevos autónomos

En España, existen diversas ayudas para los nuevos autónomos que les pueden ayudar a arrancar su negocio con mayor facilidad. Algunas de ellas son:

  • Cuota reducida: se trata de una de la ayuda más conocida y sustituye a la tarifa plana extinta en 2023. Consiste en una reducción en las cuotas de la Seguridad Social durante el primer año, donde solo pagarás una cuota a la Seguridad Social de 80 euros. Si después de 12 meses no superas el SMI mensual, podrás disfrutar de esta bonificación un año más.
  • Subvenciones: En algunas comunidades autónomas, existen subvenciones y ayudas para los nuevos autónomos, que varían en función del lugar de residencia y la actividad que se realice. Por ejemplo, algunas comunidades ofrecen ayudas para el inicio de actividad, para el establecimiento de comercios, para la modernización o para el desarrollo empresarial, o incluso la Cuota Cero que te exime de pagar la cuota durante un tiempo.
  • Bonificaciones: Existen algunas bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social que se pueden aplicar a los nuevos autónomos que contraten a nuevos trabajadores o que reingresen a la Seguridad Social.
  • Ayudas a la formación: En algunas comunidades también existen ayudas para la formación y el aprendizaje de los autónomos en competencias empresariales. De este modo, se pueden asumir los costes de asistencia a cursos, seminarios o talleres para mejorar los conocimientos empresariales.
  • Ventajas fiscales: Existen algunas deducciones y beneficios fiscales para los nuevos autónomos, entre ellos, la posibilidad de deducir la cuantía destinada a la Seguridad Social o que solo haya una retención del 7% del IRPF en las facturas de los primeros ejercicios.

Consejos al hacerse autónomo por primera vez

Aquí tienes algunos consejos para alguien que va a hacerse autónomo por primera vez:

  • Investiga y planifica: Antes de empezar, es importante hacer un estudio de mercado para saber si la actividad que deseas realizar es viable y para tener una idea de tus competidores. Además, elige una forma jurídica que se adapte mejor a tus necesidades y haz un plan financiero para tener un presupuesto inicial y una previsión de ingresos y gastos a largo plazo.
  • Registra correctamente tu actividad: Una vez que tienes claro tu negocio, regístrate correctamente en la Comunidad Autónoma y en Hacienda para que puedas operar legalmente y sin problemas de ningún tipo.
  • Cuenta con un asesor: Si no tienes suficiente conocimiento en fiscalidad, contabilidad o derechos laborales, es recomendable contar con un asesor que te pueda guiar y aconsejar en todo lo que necesites. Además, tendrás la tranquilidad de que todo está correctamente hecho y no dejarás nada al azar.
  • Ten en cuenta los impuestos: Como autónomo, tendrás que llevar un control de tu facturación y pagar los impuestos correspondientes. Por eso, es recomendable tener una buena organización y contar con herramientas que simplifiquen la gestión, como las aplicaciones de facturación.
  • Promociónate: Puedes tener el mejor negocio o la mejor idea, pero si nadie sabe sobre ella, no tendrás clientes. Por eso, es importante promover tu negocio a través de las redes sociales, de un blog o de una página web, para que tengas visibilidad y puedas llegar a un público amplio.
  • Cuida tus finanzas: No pierdas de vista tus finanzas y lleva un control riguroso de los ingresos y los gastos. Para ello, existe una gran cantidad de herramientas informáticas que te ayudarán a llevar un
    control financiero adecuado.
  • Trabaja en tu marca personal: No descuides tu imagen profesional: haz una buena marca personal desde el principio y cuida los detalles. La forma en que muestras lo que haces es tan importante como lo que haces en sí mismo.

Autónomo colaborador por primera vez ¿Necesito algo más?

Sí, si vas a ser autónomo colaborador debes tener en cuenta algunas diferencias con respecto a ser autónomo ordinario.

Un autónomo colaborador es aquel que se da de alta en el régimen especial de la Seguridad Social como trabajador autónomo para colaborar con un autónomo o empresa y tiene que cumplir ciertos requisitos:

  • Vinculación familiar: Debes tener una relación familiar de hasta segundo grado con el autónomo o empresario con el que vas a colaborar, como cónyuge, pareja de hecho, hijos, nietos, padres, abuelos, etc.
  • Colaboración: Debes colaborar con el autónomo o empresario en su actividad económica. No puedes realizar una actividad económica propia.
  • Exclusividad: Tú labor como autónomo colaborador debe ser exclusiva para el autónomo o empresario con el que vas a colaborar.
  • No tener asalariados a tu cargo: Como autónomo colaborador no puedes tener a tu cargo trabajadores en situación regular.

En cuanto a las obligaciones fiscales y administrativas, el autónomo colaborador tiene que:

  • Darse de alta en el régimen especial de la Seguridad Social de trabajadores autónomos.
  • Realizar las declaraciones de impuestos correspondientes (IVA, IRPF, etc.).
  • Llevar un control de las facturas emitidas y recibidas y de los gastos y beneficios.

Es posible que requieras de la ayuda de un asesor para cumplir con todas las obligaciones administrativas y fiscales y tener la gestión correcta de tus responsabilidades de autónomo colaborador. Ten en cuenta estas diferencias y requisitos para poder desarrollar tu actividad como autónomo colaborador sin problemas.

Autónomo societario por primera vez ¿Necesito algo más?

Sí, si te das de alta como autónomo societario debes tener en cuenta algunas diferencias con respecto a ser autónomo individual. A continuación, te menciono algunas de las particularidades que debes
considerar:

  • Creación de una sociedad: Si te vas a dar de alta como autónomo societario, deberás constituir primero una sociedad (SL o SA) o participar en una existente, y realizar los trámites correspondientes.
  • Órganos sociales: Como autónomo societario, deberás cumplir con las obligaciones y responsabilidades que se derivan de ser administrador o socio de la sociedad, como convocar las reuniones, redactar el acta de las mismas, presentar las cuentas anuales, etc.
  • Responsabilidad limitada: El principal beneficio de darse de alta como autónomo societario es que se tiene una responsabilidad limitada, es decir, solo se responde con el capital aportado a la sociedad, no con el patrimonio personal.
  • Obligaciones fiscales: Como autónomo societario, tendrás que presentar las declaraciones de impuestos correspondientes, tanto de la propia sociedad como de la actividad realizada. Además, la sociedad tributa en el Impuesto de Sociedades y los beneficios obtenidos se reparten entre los socios.
  • Seguridad Social: Cuando te das de alta como autónomo societario, debes estar dado de alta tanto en la Seguridad Social como en la mutualidad correspondiente. Los administradores también tienen la obligación de cotizar por su retribución, que es considerada salario a todos los efectos.

Es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional para que te guíe en la gestión y tramitación para la creación de la sociedad, así como para llevar a cabo todos los trámites y cumplir con todas las obligaciones fiscales y administrativas que se derivan de ser autónomo societario.

Tener un buen control y organización será clave para llevar una gestión eficiente de tu actividad como autónomo societario.

ESTE CONTENIDO TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Nos obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies Más info